3/2/15

Pintura conmemorativa José Antonio Grande de León


Pintura conmemorativa del aniversario de José Antonio Grande de León que sirivió como uno de los obsequios que recibió en su merecido homenaje en la capital Hispalense.
Óleo sobre lienzo 100x73cm 


"Con tan solo 14 años su padre le llevó a Osuna para vestir a la Virgen de la Soledad. Recuerda que tenía “nervios” pero que lo disfrutó “muchísimo” porque era lo que siempre había querido. Son los inicios de un joven sevillano que poco a poco fue haciéndose un hueco en el mundo de los atavíos sacros para sacar siempre lo mejor de cada imagen. El pasado viernes más de 250 personas se reunieron en el Palacio de los Marqueses de La Algaba para rendir un tributo a José Antonio Grande de León en sus 25 años como vestidor. Representantes del Ayuntamiento, del Consejo de Cofradías y algunos compañeros del gremio, como el maestro Pepe Garduño estuvieron presentes en un acto que contó con la participación de la Banda de la Cruz Roja de Sevilla. El momento más emotivo fue cuando más de 80 camareras de las casi 30 imágenes que engalana en la actualidad le entregaron un pañuelo de plata, obra de Fernando Marmolejo así como una pintura al óleo. Grande de León agradeció esta “noche inolvidable” en la que Garduño lo definió como “un artista”. Premiado con el Giraldillo de Honor del Ateneo y Premio Demófilo por el atuendo que ideó hace unos años para la Virgen del Socorro, ahora ha recibido el reconocimiento de su gente más cercana que conoce bastante bien su capacidad creativa en la que siempre respeta el estilo de cada imagen y de cada hermandad. En estos 25 años son muchas las anécdotas que guardan sus alfileres. Como macareno y devoto de la Esperanza, señala que le causó una gran ilusión haber sido candidato a vestidor de la Macarena tras la retirada de Garduño. Eso sí, no esconde sus anhelos de que le gustaría vestir algún día a la Virgen de la Estrella."
Texto extraído de:El Correo WEB "cangrejenado"



Manuel Prados